Responsabilidad social, parte del trabajo que hacemos día a día: Banorte

Responsabilidad social, parte del trabajo que hacemos día a día: Banorte

Más que una apuesta, la responsabilidad social tiene que ser vista como parte del trabajo que se hace día a día. Es un tema mundial que en México ha tomado cada vez más relevancia, y en Banorte representa un asunto prioritario para todos, incluidos inversionistas y accionistas, aseguró Ursula Wilhelm Nieto, responsable de la Relación con Inversionistas y Sustentabilidad del Grupo Financiero.

“A través del tiempo se ha visto que las empresas nos involucramos en los temas que son parte de nuestra sociedad, del lugar en el que vivimos, de la comunidad a la que servimos”, afirmó.

En esa lógica, Banorte dedica recursos monetarios y de personal para ayudar a la gente que no sabe cómo utilizar un banco o cómo manejar sus finanzas, detalló Wilhelm en entrevista en el marco del Foro Estrategia Banorte 2019: El Reto Social de la Banca, que se realizará los próximos 20 y 21 de agosto.

Explicó que en la institución trabajan sobre el tema de responsabilidad social desde tres frentes: medio ambiente, comunidad y transparencia. Un ejemplo es que desde hace varios años el banco ha financiado una cartera importante de infraestructura que tiene un valor de unos 50 mil millones de pesos y tiene un impacto social muy importante, ya que se trata de la construcción de hospitales, la edificación y mejoramiento de escuelas, plantas de tratamiento de agua y proyectos de generación de energía limpia.

La responsabilidad social va de la mano del financiamiento; un ejemplo es que en el segmento de Pymes (pequeñas y medianas empresas), el banco ha puesto a disposición de sus clientes créditos que están destinados específicamente para financiar la compra de sistemas de energía limpia o energía renovable que le den una mejora a todo su sistema eléctrico y que reduzcan la huella de carbón.

También los edificios donde Banorte tiene operaciones grandes, como en la Ciudad de México o Monterrey, se recolectan y separan los residuos, los cuales son tratados por empresas especializadas y se utilizan, según sea el caso, para generar materiales de construcción para construir escuelas en poblaciones marginadas.

Intentamos de cierta manera hacer un círculo virtuoso y tener un impacto positivo”, aseveró Wilhelm.

Respecto a la parte social, uno de los focos de Banorte es la inclusión financiera, la cual trabajan mediante la producción de material didáctico, que es fácil de entender y sirve a las personas para manejar sus finanzas, y en el diseño de talleres de educación financiera y bancaria, para enseñarle a sus clientes cómo utilizar los medios digitales y bancarios que tienen a su disposición, apuntó Ursula Whilhem, responsable de la Relación con Inversionistas y Sustentabilidad del Grupo Financiero Banorte.

2019-08-29T22:35:30+00:00