CONFERENCIA DEL SUBSECRETARIO DE HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO: GABRIEL YORIO GONZÁLEZ: Versión Estenográfica (galería)

CONFERENCIA DEL SUBSECRETARIO DE HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO: GABRIEL YORIO GONZÁLEZ

Ciudad de México, 21 de agosto de 2019.
Versión Estenográfica

– GREGORIO MARTÍNEZ GARZA: Para la siguiente conferencia queda con ustedes el ingeniero Armando Rodal Espinosa, Director General de Banca Mayorista de Grupo Financiero Banorte.

– ARMANDO RODAL ESPINOSA: Qué tal, buen día a todos.

La Subsecretaría de Hacienda y Crédito Público es sumamente importante para política económica de Gobierno Federal en materia financiera, fiscal, crediticia, bancaria de divisas, precios y deuda pública, entre otras.

Su objetivo estratégico es muy claro, generar las condiciones adecuadas para aumentar la productividad y crecimiento potencial de nuestra economía. Por ello, es fundamental para Banorte y para todos nosotros escuchar al maestro Gabriel Yorio González, recientemente designado Subsecretario de Hacienda y Crédito Público. Bienvenido, estimado Gabriel.

Gabriel Yorio González se desempeñaba como titular de la Unidad de Crédito Público de la Secretaría de Hacienda. Tiene experiencia internacional en el Banco Mundial y con una de las trayectorias muy largas en Banobras y la Secretaría de Finanzas de la Ciudad de México.

Es economista por el Tec de Monterrey y cuenta con una maestría en Economía por el McCourt y otra en Políticas Públicas por la Universidad de Georgetown.

Sin más preámbulos, les pido un fuerte aplauso para recibir a nuestro Subsecretario de Hacienda y Crédito Público Gabriel Yorio.

– GABRIEL YORIO GONZÁLEZ: Muy buenos días tengan todos ustedes. Antes que nada, quiero agradecer a Carlos Hank González y a Marcos Ramírez por la invitación a este foro, obviamente es un foro bastante luminoso.

Ayer precisamente tuve la primera comparecencia para la ratificación del Senado como Subsecretario, entonces este es mi primer foro en el que participo como Subsecretario.

También ayer me di cuenta de que Carlos estaba hablando con la robot Sophia y que todos estaban interactuando con ella, entonces les pedí que por favor trataran de hacerme una presentación con Prezi, no se pudo. Estoy tratando, entonces, de ponerme un poquito a tono con la tecnología.

Yo les quisiera hablar, un poquito mi presentación va a ser más en el sentido de qué está haciendo la Subsecretaría de Hacienda en estos días, donde estamos, qué queremos hacer en el muy corto plazo y también qué querríamos hacer en el mediano plazo. Y prácticamente lo que me gustaría darles hoy es un outline de lo que va a ser nuestra agenda de trabajo, tanto con el Congreso, pero también obviamente con los sectores financieros y los mercados.

Un poco Alejandro Díaz de León ya habló sobre los retos que enfrenta la economía nacional pero también la economía global, voy a hablar muy rápidamente de eso. También les quisiera yo hablar un poco del contexto histórico que estamos observando en cuanto a desigualdad entre individuos y regiones.

Y por qué nuestro programa económico va a ir enfocado a tratar de atacar estos problemas, estos retos, pero también este programa económico que vamos a presentar en los siguientes meses va a tener que estar enmarcado en una prudencia fiscal y ese va a ser el sello que van a ver ustedes probablemente en las siguientes semanas cuando presentemos el paquete económico para el 2020.

También quisiera referirme muy rápidamente durante la presentación, a los primeros pasos que hemos dados, que son dos paquetes que hemos anunciado: uno al inicio del año, en enero, que ese está muy relacionado con el fortalecimiento del sector financiero, es un sector donde nosotros creemos que es de suma importancia y que es un motor de crecimiento. Y prácticamente este paquete lo pensamos, porque identificamos que México ha tenido como un equilibrio donde tenemos muy baja inflación, pero también un bajo nivel de crecimiento.

Entonces, un poco en el debate interno dentro de la Secretaría la pregunta era ¿por qué no estamos creciendo más?, ¿es posible crecer más? E identificamos que el sector financiero es pieza clave. Ese fue el primer paquete que anunciamos. No voy a discutir mucho sobre eso, porque ha sido bastante anunciado; pero me gustaría explicar el razonamiento y la lógica que ha habido atrás de estas acciones que hemos anunciado.

También hace un par de semanas anunciamos un paquete que está relacionado con el fortalecimiento o con el apoyo a la actividad económica.

Obviamente lo que hemos visto es alguna desaceleración en algunas de las variables económicas. Está por ahí muy fuerte el debate de si estamos o no en una recesión técnica, y creemos que más allá de una conceptualización lo que tenemos es que estar atacando ya esta posible desaceleración.

Y entonces decidimos tomar acciones que en el muy corto plazo puedan impactar la actividad económica, y, una vez más, estos dos paquetes en realidad son un primer paso de una serie de pasos que vamos a dar y que vamos a ir dando a conocer conforme los vayamos teniendo más estructurados.

Y finalmente me gustaría platicarles cuál va a ser nuestra agenda de corto plazo. Obviamente es el paquete económico, pero en los siguientes meses y años vamos a ir discutiendo con el Congreso diferentes iniciativas que van a estar relacionadas con establecer una política contracíclica.

Obviamente, tenemos que atacar el tema de los ingresos y ahí vamos a tratar de llevar una agenda con el Congreso que nos permita identificar qué acciones potenciales podemos hacer para mejorar la recaudación de ingresos.

De manera muy rápida, lo que hemos visto en el contexto internacional ha sido una desaceleración a nivel global. El Fondo Monetario ajustó el crecimiento global de 3.6 a 3.5.

Hemos visto también que algunos países más avanzados como Alemania y Japón, que son usualmente las economías más fuertes en estas regiones, también han venido ajustando su estimación de crecimiento a la baja y esto, obviamente, lo que ha llevado ya es que algunos gobiernos estén tomando, sobre todo bancos centrales estén tomando ya una política acomodaticia que permita ir favoreciendo o creando buffers y políticas contracíclicas relacionadas con la caída del ciclo.

Lo que estamos viendo es, obviamente el fin de un ciclo tal vez que ha sido al parecer de lo más largos y México no está exento de esto. Inclusive hace un par de días, aunque fue un movimiento intradía, lo que vimos fue ya una inversión de la curva de los bonos del Tesoro entre dos y 10 años, y esto usualmente se toma como un indicador adelantado de que podría estar gestándose una crisis; perdón, una recesión.

En este sentido nosotros hemos estado monitoreando estas variables de manera muy puntual. Lo que hemos estado también observando de desde la Secretaría de Hacienda es que es escalamiento de las tensiones comerciales ha creado ya una contracción del volumen de comercio.


Un poco irónicamente lo que ha pasado es que esto ha creado disrupciones en las cadenas de valor. México ahora se ha convertido en el principal socio comercial de Estados Unidos y esto pareciera también ser una oportunidad, porque si la sabemos aprovechar podríamos tratar de jalar todas estas inversiones a México, pero también va a generar un poquito más dependencia y más integración con los Estados Unidos y con el bloque sobre todo de Norteamérica.

En este sentido, uno de los riesgos que estamos observando es la firma del Tratado de Libre Comercio. En nuestros diálogos que hemos tenido con Estados Unidos y con Canadá, parece ser que la firma del tratado puede estar muy cercana, podría estar entre septiembre y octubre y esto, obviamente, va a eliminar uno de los grandes riesgos que hemos observado sobre la economía.

Con respecto al crecimiento entre Estados Unidos y México, lo que hemos visto, se ha hablado mucho de que hay una separación de las dos economías.

Lo que hemos visto es que la parte de servicios en los Estados Unidos es usualmente lo que está, parece ser, jalando ahorita más la economía norteamericana y no necesariamente la de manufacturas, que es la que está ligada con nosotros.

Entonces, estamos viendo probablemente ahí un rezago y lo estamos monitoreando de manera muy cercana, pero aun así creemos que México actualmente sigue siendo un activo muy apreciado en los mercados. Desde que tomamos la administración hemos venido realizando transacciones que han sido muy exitosas a nivel internacional, en enero hicimos una primera transacción de dólares que fue sobredemandada, luego hicimos posteriormente una emisión en euros, fueron dos tranches, también fue sobredemandado, después fuimos al mercado samuray y también tuvimos una sobredemanda sobre estos activos.

Las señales que se mandaron por parte de inversionistas fue que obviamente había ciertas preocupaciones por el cambio de gobierno y la transición, sin embargo, seguían percibiendo que México tenía fuertes fundamentales, y creo que ahora la economía mexicana lo ha demostrado, no estamos en la misma situación que algunos otros países que estamos viendo que están enfrentando un poquito más de volatilidad; hay buffers, como son los fondos de estabilización, pero también un sector financiero fuerte, solvente y con altos índices de capitalización, y un banco central autónomo que está tomando decisiones de política monetaria acorde con el ciclo, pero que también entiende un acervo de reservas internacionales fuerte.

Entonces, creemos que México sigue estando en una situación privilegiada con respecto a otros países en Latinoamérica, por ejemplo.

Ahora bien, hablando de Latinoamérica, usualmente Latinoamérica es percibida como una de las regiones más desiguales comparando con Asia, comparando obviamente con Europa, pero también a veces hasta comparado con algunas regiones africanas.

Lo que hemos observado es que si normalizáramos las tendencias del PIB per cápita de los países, lo que estamos viendo que México prácticamente el PIB per cápita no ha crecido comparado con otros países.

Si bien tenemos PIB per cápita mayores, el crecimiento ha sido lento comparado con países, como por ejemplo Perú o Colombia, inclusive antes de entrar aquí al Foro, lo que estábamos conversando un poco es que hace un par de décadas México era de alguna manera la punta de lanza, el ejemplo que estaba en políticas públicas, y ahora de alguna manera nos empezamos a preguntar qué fue lo que hizo Perú para tener este tipo de tendencias y de incrementos en su PIB per cápita.

Esto es muy importante porque en esto se fijan también las calificadoras, y lo tenemos muy, muy mapeado con ellos.

Parte de las calificadoras lo que están de alguna manera ya empezando a penalizar es que el PIB per cápita no está creciendo y esta es una de las variables que más pondera.

Entonces, en Latinoamérica hemos tenido vaivenes en cuanto a desigualdad, pero también a reducción de pobreza, y también lo que hemos visto un poco es que México no ha logrado reducir sus niveles de pobreza aun cuando hemos dedicado bastantes recursos hasta al combate a esta. Igual, si nos comparamos un poquito con Colombia y Perú han logrado prácticamente disminuir más, pero países como Chile y Uruguay, que hace tal vez dos décadas estábamos igual ahora están mejor que nosotros.

Y esta es toda la lógica de tener un programa económico que nos ayude a generar crecimiento incluyente. Entonces la discusión ahora como la estamos viendo es no solamente generar crecimiento sino un crecimiento en el que todos tengan acceso, y el enfoque que estamos pensando es que debemos democratizar el acceso al crecimiento.

Esto lo que ha generado obviamente es que parte de nuestras regiones, la desigualdad no solamente va a estar entre individuos, lo que estamos viendo es que hay también entre regiones. Aquí lo que quisimos un poco reflejar es que el PIB per cápita regional en México a divergido, sobre todo en la zona sur-sureste, los estados que componen esta zona es la que más ha divergido, no está convergiendo con el resto de las regiones y lo que estamos entonces viendo es la historia de dos países: una que en el sur está más retrasado, donde no hay economías de aglomeración pero sí hay ciertos sectores económicos que están generando riqueza muy focalizada.

Pero un centro y un norte que están creciendo un poquito más acelerado, y esta divergencia es la que le preocupa al Presidente, es también la que nos preocupa en Hacienda, porque no estamos hablando solamente de índices, estamos hablando de personas que viven en estas zonas y que no tienen acceso al crecimiento.

Y esta es la idea que tenemos de que el programa económico debe facilitar la democratización del crecimiento pero al mismo tiempo asegurar la sostenibilidad fiscal.

Ahora bien ¿cuál ha sido la forma o cuál es el enfoque que estamos tratando de usar para combatir esta desigualdad? Y obviamente tiene que ser la inversión, no solamente puede ser la inversión pública sino que tenemos que usar la inversión pública como herramienta que nos ayude a potenciar la inversión privada.

Lo que estaba platicando de hecho ayer un poco en el Senado es que toda la idea de generar desarrollo, toda la idea de generar crecimiento incluyente en realidad está basada en crear acceso a los servicios de educación, en crear acceso a los servicios de salud, en crear acceso a la información, en crear tal vez acceso a la movilidad, para poder movilizar, por ejemplo, mercancías entre mercados, y eso es lo que estamos observando que no está pasando en el sur.

Esta es la lógica inclusive que ha definido proyectos como crear un corredor en el istmo que conecte puertos, que potencie el uso del tren pero que también genere una actividad económica focalizada en una de las zonas que están más retrasadas del país.

Pero obviamente aquí el gran reto es que con recursos públicos no nos va a alcanzar; tenemos que ayudar a potenciar la inversión privada. Y en este sentido es que estamos pensando cuáles son las formas y cuáles son los vehículos en que lo podemos hacer.

Hemos tenido inclusive muchas reuniones con bancos que tienen bastantes ideas innovadoras, a través de qué mecanismos extra presupuestales podríamos utilizar para hacer esto. Y estamos analizando todas las opciones.

Pero una de las opciones que ya tenemos identificada obviamente es que tenemos que hacer una reformulación del Fondo Nacional de Infraestructura, y la lógica sería tratar de traer todo aquel gasto público que está relacionado a proyectos que, si tienen un índice de rentabilidad, tal vez tendríamos que estarlos empujando a que los hagan privados y nosotros tratar de generar un sistema de garantías, de reducción de riesgos, pero que nos ayude a potenciar esa inversión.

Entonces, este también es un tema que estamos analizando de manera muy intensa y que vamos a atacar en las siguientes semanas de la mano del sector financiero.

Y el segundo gran reto para poder hacer eso, es que somos uno de los países que recauda menos, al igual que este rezago que hemos visto en los niveles de ingreso per cápita, también lo estamos viendo, y probablemente el Secretario Herrera lo mencionó ayer, somos de los países que peor recauda ingresos tributarios y prácticamente estamos muy atrás de muchos de los países de Sudamérica, pero también de Centroamérica.

Entonces, este es un gran reto, pero es una agenda que tiene que ser estudiada de manera muy cuidadosa y de manera muy intensa con el Congreso, pero también con todos los sectores que podrían ser impactados o bien que podrían ser beneficiados. Pero esa es una agenda de mediano plazo que estamos explorando.

En este sentido de cómo ir formulando el programa económico, es que hicimos el diseño del primer paquete, que fue apuntar a fortalecer al sector financiero.

Como ya lo mencioné, creemos que es el sector financiero es uno de los motores de crecimiento, y ahí de manera coordinada con el Banco Central se lanzaron varias iniciativas, como son la plataforma de pago, que ya habló el Gobernador Díaz de León sobre el CoDi, pero también estudiamos otras opciones como la portabilidad de créditos de nómina, alguna de ellas ya están siendo avanzadas con los bancos y también con parte del sector privado.

También parte de estas acciones estuvieron relacionadas con reformas que se presentaron a leyes y reglamentos en el Congreso, esas todavía están siendo discutidas de manera muy intensa pero pensamos que en los siguientes meses se podrían, las siguientes semanas se podrían destrabar, y una de ellas es una iniciativa de inclusión financiera, donde lo que queremos es que los jóvenes tengan, puedan abrir cuentas sin necesidad de tener un tutor.

Hubo mucha discusión al respecto, pero toda la motivación atrás de ese programa era que los jóvenes receptores de becas pudieran tomar decisiones sobre las cuentas bancarias y tratar de incentivar el ahorro.

Otra de las reformas que se mandaron al Congreso es flexibilizar el Sistema de Ahorro para el Retiro, sobre todo el régimen de inversión de las Afores.

Hace un par de semanas tuvimos una reunión con la Asociación de Afores y ellos prácticamente han expresado que van a reducir las comisiones, pero, obviamente, este es un pequeño paso en una gran reforma de pensiones que tiene que perseguir el Estado mexicano, siempre teniendo en mente que el beneficiario final de esto van a ser trabajadores.


Lo que queremos ver es en la etapa de retiro tengamos trabajadores con sistemas de retiro que les permitan vivir de manera adecuada.

Y, entonces, esta es una reforma que también hay que ir explorando con ellos, la estamos explorando con las Afores, la vamos a tener que explorar también con el sector de los trabajadores.

Y una de las acciones también que hicimos fue la del impulso al mercado bursátil. Una de las preocupaciones que estábamos viendo es que el mercado bursátil en México no ha sido muy dinámico que digamos en los últimos años.

Muy pocas empresas se están yendo a Bolsa y las que van a veces salen y todavía no tenemos muy claro por qué se están saliendo, aunque es algo muy natural en otros mercados.

Lo que estamos haciendo ahora es acercarnos con estas empresas y ver cuáles han sido las razones por las que han salido del mercado bursátil, pero prácticamente en los últimos años tenemos el mismo número de empresas en la Bolsa.

Y lo que querríamos es que la Bolsa sea un instrumento de financiamiento para levantar recursos y financiar actividades productivas.

En términos de la inclusión financiera ya lo mencioné, pero esto es una de las grandes agendas que tenemos, muy pocos adultos, una parte muy, el 40 por ciento de los adultos tiene una cuenta bancaria, pero sobre todo en la parte rural, más rural o más alejada o semi rural de México, prácticamente todo se mueve en efectivo, no hay forma de generar inclusión financiera.

Y hace unos años, de hecho, cuando yo todavía estaba en un organismo multilateral, visité México para analizar el programa de CETES directo, en aquel entonces tenían una estrategia para tratar de llegar a las zonas más alejadas del país, pero resultaba sumamente costoso, estaban tratando de identificar los canales adecuados con corresponsales bancarios.

Del avance tecnológico prácticamente hoy permite poder lanzar una estrategia más agresiva a menor costo, y eso es lo que estamos analizando también.

Entonces, en esta agenda de inclusión financiera ya hemos lanzado una primera iniciativa, que es que jóvenes puedan abrir sus cuentas, pero eventualmente vamos a ir construyendo otras estrategias e iniciativas a través de este eje.

Un último eje que lanzamos en este paquete fue el reforzamiento de la banca de desarrollo.

El presidente ve a la banca de desarrollo como una herramienta de potenciación de crecimiento incluyente, pero sobre todo en la banca de bienestar.

Él lo que está pensando y lo que está viviendo obviamente es muchas zonas que están excluidas de estos servicios bancarios y él lo que estaría pensando es que banca de bienestar tiene que ser un facilitador de estos servicios y tiene que generar complementariedades con la banca comercial.

Pero la banca de desarrollo lo que hemos estado pensando también y discutido de manera muy intensa con ellos es que lo que hemos visto en los últimos años es que este sector se transformó prácticamente en una banca comercial pública, con objetivos de crédito, de volumen de crédito y de volumen de colocación.

Lo que estaríamos esperando de la banca de desarrollo es que esté atacando fallas de mercado, que esté complementando a la banca privada y que esté tal vez absorbiendo riesgos, por ejemplo en proyecto de infraestructura.

Esto es algo que estamos discutiendo de manera muy intensa con ellos y no solamente en la banca, pero en las empresas públicas lo que estaríamos pensando es en tener un sistema de monitoreo del desempeño donde se monitoreen nuestros indicadores financieros, porque no queremos afectar la rentabilidad de las bancas de desarrollo, pero también tendríamos que estar pensando en objetivos de desarrollo y complementariedad con el sector.

Ahora bien, me gustaría hablar sobre el paquete que anunciamos de apoyo a la economía.

La lógica que lanzamos con este paquete es tratar de identificar cuáles son las acciones que en el muy corto plazo pueden tener un efecto inmediato en diferentes sectores productivos de la economía de México. Uno de ellos obviamente es la infraestructura, lo que hemos observado es una desaceleración del sector de la construcción, y lo que quisimos fue identificar a través del Fondo Nacional de Infraestructura cuáles eran los proyectos que ya estaban comenzados, pero que estaban interrumpidos por cierta falta de financiamiento.

Con este tipo de proyectos en realidad está convergiendo inversión pública e inversión privada, pero también inversión subnacional. En algunos casos los estados no tenían los recursos, en algunos casos el privado no tenía el financiamiento, lo que hicimos fue destrabar todos estos proyectos e identificamos alrededor de 18, y todos tienen participación privada como un componente principal de la inversión.

Entonces ahí los podemos ver, tienen nombre y apellidos, autorizaron ya el transporte, por ejemplo, de carril confinado en la laguna, el Peribus de Guadalajara, también los VRTS que son como los Metrobuses que tenemos aquí, en la Ciudad de México, en Ciudad Juárez, el Corredor Mexibús. También tenemos sistemas de agua y de tratamiento de agua en otros estados de la República.

Si se dan cuenta, la mayoría de estos proyectos están concentrados en el norte que usualmente tenemos esta divergencia a veces en la capacidad de formular proyectos, y por eso es que nosotros estamos pensando que el esfuerzo del sector público tiene que estar más concentrado en el sur y en el resto de la República genera complementariedades.

Pero es esa esta lógica, que también estamos pensando que el Fondo Nacional de Infraestructura se tiene que reactivar y se tiene que reformular y alinear a los retos que enfrenta el país y que quiere buscar la administración.

Parte también del paquete que anunciamos es reactivación del Programa de Garantías y Cadenas Productivas, créditos hipotecarios a trabajadores mixtos, el impulso también al sector agropecuario, que es uno de los que hemos visto, han resentido un poco la desaceleración mundial.

Pero la lógica última de esto era tratar de identificar o tratar de proveer una salida de liquidez a aquellos individuos que estaban enfrentando una restricción de liquidez, y el caso que hemos utilizado mucho es el de los padres de familia que dada la cercanía de septiembre tienen que comprar útiles escolares y se estaban enfrentando a una liquidez en este sentido que pudieran acceder a un crédito, y es así que logramos una vinculación con Fonacot y con otras bancas de desarrollo.

Un tercer eje también de este paquete, y lo han preguntado mucho porque ha causado a veces un poco de confusión, es que estamos adelantando licitaciones, no es que estemos adelantando el gasto porque el gasto corresponde al 2020, lo que estamos adelantando en realidad son los procesos licitatorios y lo que quisiéramos es que cada uno de estos sectores y proveedores tengan la certeza de que si ya ganaron un contrato puedan empezar a realizar las inversiones necesarias y relacionadas con ese contrato y empezar a generar actividad económica en la segunda mitad del año.

Usualmente el sector público ha concentrado y sobre todo ahora en la Secretaría de Hacienda con la iniciativa de descentralización de compras consolidadas, han sido los sectores de vacunas, que es el más grande, entregas hospitalarias, patentes, arrendamiento de vehículos, que se achicó un poco con la Ley de Austeridad; pero también servicios de vigilancia, combustibles, limpieza, etcétera.

Entonces, todos estos paquetes licitatorios se van a adelantar y lo que quisiéramos es darles esta certeza a los proveedores de que ya tienen atrás de ellos un contrato del Gobierno.

No acabo aquí, porque me gustaría hablar todavía de cuál es nuestra agenda en los siguientes días y cuál va a ser la agenda de mediano plazo.

Obviamente, en los siguientes días vamos a presentar ya el paquete económico, la fecha es el 8 de septiembre. Es un paquete económico que lo hemos delineado con los mismos criterios que delineamos el 2019, prudencia fiscal. Vamos a ir otra vez por un objetivo de superávit primario.

Está mucho la discusión de si ese superávit primario se debería de relajar o no, hay una iniciativa en el Congreso de algunos congresistas al respecto.

Lo que sí pensamos en la Secretaría de Hacienda es que el superávit primario tiene que ser positivo, no puede ser negativo porque de lo contrario estaríamos usando deuda para pagar intereses.

Eso es lo que usualmente saca a un país de la senda de sostenibilidad fiscal en el mediano plazo.

Entonces, el paquete va a ir caracterizado con este superávit primario positivo.

También lo que vamos a reflejar en el paquete, obviamente, es esta recomposición del gasto como se ha venido haciendo durante al año, reduciendo el gasto corriente de gobierno y tratar de dirigirlo a gasto en infraestructura, pero también a esta red social que nos ayuda a proteger a los ciudadanos mexicanos más vulnerables ante este tipo de vaivenes económicos.

Pero es un paquete que va a ser prudente fiscalmente, va a ser conservador y vamos a usar las mejores estimaciones de las variables para tratar de que sea realista.

La forma en la que se está construyendo el paquete, y de hecho ayer fue la última reunión con el Presidente, es cuáles son los ingresos que realmente podemos tener, cuál es el nivel de endeudamiento que es sostenible y que está en línea con los criterios de sostenibilidad que hemos establecido.

El Presidente es bastante responsable en ese sentido y ya nos dijo que el nivel de endeudamiento se tiene controlar, de hecho, es una de las variables que más monitorea y ese va a ser el techo de gasto, y el techo de gasto van a tener que ser, va a tener que ser priorizado, va a tener que ser escogido de la manera tal que pueda generar el mayor impacto en la economía.


Entonces, muy pronto vamos a hacer público este paquete y vamos a estar abiertos, obviamente, a discusión, vamos a tratar de estar reuniéndonos con todos los sectores para discutirlo y debatirlo.

Pero en el mediano plazo lo que quisiéramos es también fortalecer el marco macro fiscal y de manejo fiscal.

Lo que estamos viendo o lo que tenemos ahora son fondos de estabilización que nos permiten y que nos dan un buffer, están en máximos históricos, pero que están diseñados para atender este tipo de eventualidades y vaivenes en la economía.

Más allá de eso, en realidad estamos más interesados en fortalecer las reglas fiscales y transformar lo que es un Fondo de Estabilización, el cual creemos que está diseñado, que está bien diseñado, pero es perfectible, es tratar de tener un fondo de estabilización, de un Fondo Contracíclico y tener una política contracíclica.

Hay mucho debate sobre esto porque cómo comparar el Fondo de Estabilización que tenemos ahora con la idea del Fondo Contracíclico.

El Fondo de Estabilización que tenemos ahora prácticamente no tiene una estrategia de fondeo de mediano plazo, los remanentes que se generen por el ejercicio por el lado del gasto son los que están siendo captados en el Fondo de Estabilización y tiene reglas muy claras y lo podemos usar, de hecho, de manera contracíclica.

Pero lo que querríamos en realidad es cambiar este esquema y mantener un objetivo de gasto, de tal forma que cuando se vayan moviendo los ingresos y si los ingresos están por encima tendríamos que estar ahorrando, pero si los ingresos empiezan a bajar, entonces de manera muy clara en la formulación presupuestal estaríamos estableciendo que va a haber una política contra cíclica y entonces vamos a desplegar una serie de esfuerzos para poder utilizar esos recursos y distribuirlos en el gasto de la manera en que nos genere un buffer en la economía.

Esas son las grandes transformaciones que queremos hacer en términos del uso de la regla fiscal y del manejo fiscal. Esto lo que nos va a implicar obviamente que vamos a tener que diseñar y vamos a tener que establecer muy bien las estrategias de pre fondeo de este fondo.

Actualmente no tiene una estrategia, capta los recursos como se van generando y aquí vamos a tener que ser más disciplinados y más estratégicos para ver cómo lo vamos a fondear y cómo lo vamos a administrar.

Esta es una iniciativa que tenemos que discutir de manera muy intensa con el Congreso, pero que ha sido bastante bien recibida por las calificadoras, también por los inversionistas y probablemente va a ser parte del paquete no del 2020, pero sí de los siguientes años.

También una gran agenda que vamos a tener que ir discutiendo es si hacemos o no una reforma fiscal, es obvio que los ingresos no van a estar alcanzando, hay una estructura que es necesario reformular y creemos que con criterios de equidad, con criterios también de impacto en la economía tenemos que establecer una nueva estructura de impuestos. Y el presidente ha sido muy claro que en este momento no podemos incrementar impuesto, él quiere mandar un mensaje de que el gobierno va a hacer un esfuerzo y después con este esfuerzo queremos generar este ejemplo y después tratar de hacer una potencial identificación de reformas que pudieran ayudarnos a recaudar más.

Entonces, en los siguientes dos o tres años lo que nos vamos a enfocar es a combatir la evasión, hay una iniciativa ya en el congreso que está siendo discutida de manera muy intensa sobre cómo podemos combatir la evasión.

También estamos trabajando con el Sistema de Administración Tributaria para establecer sistemas de tecnologías, pero sobre todo de monitoreo de riesgos para identificar cuáles son los off layers que se están viendo con bases de datos. Esto está tomando tiempo, pero ya ha habido resultados, ya han identificado la generación de facturas falsas, por ejemplo.

Hemos ido eliminando también los huecos que existen en la legislación y que facilitan la evasión, como es la eliminación que hicimos de la compensación universal; y tenemos este claro mandato, lo vamos a ejecutar y vamos a ir también de manera muy paralela discutiendo cuáles serían las potenciales acciones de reforma que podríamos llevar al congreso para una potencial reforma fiscal.

Yo creo que estos son los grandes temas de mediano plazo, también lo que queremos hacer en el muy corto plazo, como ya lo mencioné, es reformular el Fondo Nacional de Infraestructura, ahí tenemos activos que son muy valiosos, hay que hacer un manejo de activos y pasivos pero creemos que reformularlo y alinearlo con la estrategias de inversión y con la participación de los bancos tendríamos una herramienta muy poderosa que nos podría ayudar a converger la inversión público y privada a través de mecanismos de absorción de riesgos de potenciación con el uso de garantías y si es el caso tratar de usar algún tipo de financiamiento subordinado.

Pero siempre tratando de que converja la participación privada, pero también sobre todo la participación de los estados que son los más cercanos a las necesidades de la población y son también los que usualmente son los promotores de estos proyectos.

Finalmente quisiera hablar sobre el tema de la banca de desarrollo. Como lo mencioné al inicio, la banca de desarrollo se ha venido, creemos, distorsionando un poco en sus objetivos, yo tuve la oportunidad de trabajar en una de las bancas de desarrollo hace más de 12 años probablemente, y me acuerdo muy bien que toda la lógica era tratar de complementar a la banca comercial, no distorsionarla, muchas bancas estaban en segundo piso y solamente aquellas que hacían sentido tenían que estar en el primer piso.

Había esquemas de garantías tratando de absorber riesgos y facilitar la generación de crecimiento y el despliegue de financiamiento en distintos sectores productivos de la economía.

Lo que hemos visto es que un cambio en las metas de colocación de las bancas genera muchas distorsiones. Si nosotros les pedimos a las bancas metas de colocación sobre volumen de crédito prácticamente las estamos volviendo, las estamos empujando a ser bancos públicos comerciales, y eso no querríamos, lo que querríamos ver es bancas de desarrollo trabajando en las fallas de mercado, bancas de desarrollo acompañando a los municipios, por ejemplo, a formular proyectos sobre todo en los estados que tal vez les hace falta un poco más de impulso para formularlos, y entonces es esta lógica de verdaderas agencias de desarrollo lo que queremos impulsar.

Y eso lo vamos a hacer de manera muy intensa con ellos, lo hemos venido ya discutiendo pero sí creemos que el establecimiento de metas de desarrollo es lo que nos debe de llevar a que ellos también reformulen sus planes estratégicos, ya están trabajando sobre eso, y esperaríamos que en los siguientes meses ya tengamos estos planes estratégicos bien definidos con líneas de política.

Entonces prácticamente de lo que he estado hablando es de los criterios y lineamientos que vamos a ir integrando en nuestro Programa Económico, tengan la seguridad que este Programa Económico, si bien está generando una reformulación del gasto, va a estar tratando de enfocarse a generar infraestructura, a utilizar este tipo de mecanismos, a apoyarnos en el sector financiero y sobre todo también con los bancos; tenemos una concentración de sectores que nos gustaría tratar de dinamizar más, pero es un programa económico prudente, es lo que van a observar cuando presentemos el paquete económico.

Entonces, yo cerraría aquí mi intervención. Les agradezco bastante la invitación a este foro.  Felicitar a los organizadores por tan excelente sering que estamos viendo. Y muchísimas gracias.

– GREGORIO MARTÍNEZ GARZA: Muchísimas gracias al Subsecretario de Hacienda, al doctor Gabriel Yorio González.

Vamos a pedirle al licenciado Carlos Hank González y al actuario Marcos Ramírez Miguel que acompañen aquí al Subsecretario para tomarse la fotografía y entregarle una distinción.

2019-08-26T19:22:44+00:00